Una obra que prácticamente nació con graves problemas, fue la de los mercados de El Salto, unos inmuebles públicos hechos sin planificación ni previo estudio del impacto que iban a tener.
Qué ha ocurrido? Primero, el acceso es terrible, son varias plantas con gradas eléctricas y el ascensor dañados, no sabemos qué paso con Contraloría General que jamás auditó como se debería esta obra.
Quién va a querer subir tres o cuatro pisos por las gradas dañadas, cargando las compras, estos es algo imposible y anti técnico. Bueno, el resultado está a la vista de las treinta y pico de vendedoras de legumbres que existen, más treinta de frutas, toda la semana van algo más de 10 en cada segmento, la mayoría sólo aparecen los días de feria y pare de contar, estas pobres comerciantes cuentan que máximo en un buen día, alcanzan a vender 30 dólares diarios, algo que les deja muy poca ganancia , tomando en cuenta que tienen que pagar el arriendo del local, a esto se suma la deuda que tienen los comerciantes de estos mercados de 280 mil dólares de cartera vencida.
Es decir, esta obra sencillamente es y fue un completo fracaso, obra llena de problemas, no sólo por las gradas eléctricas y el ascensor que nunca funcionan, sino llena de goteras, fugas de agua, sin luz, sin aeración; una obra absolutamente mal hecha, sobre la que los organismos de control nunca han dicho, ni han hecho nada.
Con estos antecedentes es imposible pensar que no crezca en la ciudad el desorden del comercio informal, cómo no va a haber comercio informal si estos edificios no sirven para nada, seguramente mucho mejor sería que se descentralice el municipio y vaya por allá a ocupar esta obra de arte, que, por cierto, para mercado no sirve en lo absoluto.
Sería oportuno que las autoridades busquen la posibilidad de hacer un nuevo espacio para estos comerciantes, un lugar mucho más apropiado para este objetivo, se nos ocurre, un mercado como el San Miguel en Madrid, un lugar de una sola planta y mucho más amigable para que la gente lo visite con facilidad, un lugar al que dé gusto entrar y no sienta claustrofobia como en el actual.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + doce =