Es que algunos asambleístas tengan asesores.
Los asambleístas a más del curul tienen su oficina; la cual no está vacía; pues ahí están los asistentes del diputado y claro aquellos gozan de una renta que sale de las dietas.
En provincias y aún en la capital hacen falta los asesores de la política y las leyes que se cumplen en el sagrado lugar del Congreso; pues caso contrario sería la del ciego que debe caminar sorteando muchos obstáculos.
Sabemos cómo son elegidos los asambleístas, entre los cuales reina un absoluto desconocimiento de la función que deben desempeñar, en cuyo caso el asesor hace falta.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here