Una institución emblemática de la parroquia Eloy Alfaro, barrio San Felipe, es la centenaria Escuela Fiscal de niñas Ana Páez, que al haber sido convertida en Unidad Educativa mixta al fusionarse con la Escuela de varones Manuel Salcedo y el Jardín de infantes “María Adelaida Ayala Lozada”, pasó a convertirse en Unidad Educativa “Eloy Alfaro” el 5 de noviembre del 2015, ofreciendo formación en los niveles de Educación Inicial, Educación General Básica  y Bachillerato General Unificado en Ciencias . Diferentes gestiones de docentes y padres de familia lograron que se recobre el nombre original, quedando como Unidad Educativa “Ana Páez”, el personal docente, administrativo y de servicios está formado por 91 personas y cuenta con 2225 estudiantes.

Creada el 1 de octubre de 1867, inicialmente los salarios de los maestros fueron financiados por los padres de familia y funcionaba en instalaciones arrendadas, luego las hermanas Ana y Mercedes Páez Vela donaron una casa en la que funcionaba una fábrica de pólvora; más adelante el Ministerio de Educación compró un inmueble de aproximadamente 1304 m2  al señor Paúl Williams, con los siguientes linderos: al norte propiedad del Sr. Rafael Álvarez, al sur herederos del Sr. Teodomiro Terán, al este el Sr. Carlos Zúñiga y al oeste plaza pública.

La infraestructura patrimonial según el INPC es una edificación de finales del siglo XIX o principios del siglo XX (1800 – 1899), construida como parte del equipamiento propio de la ciudad. La composición formal está resaltada por una esbelta volumetría, de planta retranqueada con un solo acceso central que se encuentra elevado del nivel de la vereda dos alturas, las ventanas mantienen una forma rectangular colocadas verticalmente y siguen una secuencia rítmica.


Su esquema funcional actual es específico para educación por lo que la mayoría de sus ambientes son divididos para aulas. La planta arquitectónica se desarrolla ortogonalmente y simétricamente salvo por el rompimiento del espacio que sobresale en fachada; se aprovecha el desnivel topográfico creando un subsuelo que también son aulas. Las gradas de acceso al segundo piso alto ocupan una parte del corredor central. Es una construcción que se ha levantado con materiales de la zona y mano de obra local, los principales materiales son piedra molón en cimientos, las paredes portantes son en piedra sillar ligeramente trabajada, los pisos y entre pisos son de madera, la cubierta original fue de teja sobre una estructura de madera, actualmente la cubierta es de asbesto. Puertas y ventanas son metálicas y vidrio. Los paneles divisorios al interior son de madera con estructura del mismo material.

Finalmente debemos destacar que en su archivo se cuenta con documentos que van desde 1969 hasta la presente fecha, su organización y estado de conservación es regular. (O)