Hasta este martes  en horas de la mañana, los jueces de la Familia de Latacunga no contaban  con la información  desde la Policía Nacional, sobre el número de personas detenidas por pensiones alimenticias,  durante la jornada electoral del pasado  domingo. Los montos a pagar van desde los 800 dólares hasta los 10 mil  dólares, apuntó Alfredo Jaramillo, juez de la Familia de Latacunga.

Alfredo Jaramillo, juez de la Unidad de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de Latacunga, indicó que como Juez emitió 20 boletas de apremio personal, sin embargo, anunció que los seis jueces que integran la unidad, emitieron sobre las 60, de ellas, no saben cuántas se habrían hecho efectivas.

Indicó que la función de la Unidad Judicial, es entregar las boletas de apremio cuando el obligado alimentante debe más de dos pensiones alimenticias, que pueden ser el padre o la madre.

Comentó que hasta este martes en la mañana, los jueces no tenían información emitida desde la Policía Nacional, sobre el número de personas detenidas por pensiones alimenticias, pero esperaban tener un dato cierto hasta la tarde de ayer. Las personas privadas de su libertad, deberán cancelar la deuda para salir de la cárcel.

Comentó que los montos a pagar por las personas por lo que fueron emitidas las boletas de apremio son altas, entre  los cuales existen cifras superiores a los 10 mil  dólares. En este marco, llamó a los padres pagar mensualmente de forma responsable la pensión alimenticia, para evitar que la deuda vaya creciendo. Apuntó que el pago de la pensión no es una obligación civil,  sino un derecho de familia y humanidad, donde el afectado es el hijo.

Jaramillo dijo que la normativa permite que la madre de familia pueda llegar a un acuerdo de pago de la pensión alimenticia con el padre del hijo y luego comunicar al Juez, quien avala la voluntad de la progenitora. Indicó que el rango de deuda dentro de las boletas de apremio emitidas, está sobre los seis meses en adelante, por lo cual, la deuda va desde los 800 dólares en adelante.

Apuntó que el apremio personal es una medida coercitiva que dicta el Juez, para el cumplimiento de una obligación, en este caso, para el pago de las pensiones alimenticias.

Jaramillo aseveró que del 100% de obligados alimentantes que tienen que pagar la pensión alimenticia, mensualmente lo hace el 85% y el 15% no cumple, por lo que necesita ser apremiado, para recordarles que tienen que cumplir  con una obligación. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 2 =