En Latacunga existen aproximadamente 700 taxis formales.

Los datos de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) indican que uno de los principales factores de accidentabilidad en Cotopaxi son los distractores como el celular.

Aproximadamente de 700 taxistas legales pertenecientes a distintas cooperativas prestan sus servicios en Latacunga; la mayoría de usuarios los prefiere por temas de seguridad, sin embargo, algunos pasajeros no están conformes con el trato prestado.

Una de ella es Mayra Castellano, estudiante de la Universidad Técnica de Ambato (UTA), quien tomó un taxi desde su domicilio en el barrio San Silvestre (parroquia San Buenaventura) hasta el terminal, la tarde de un lunes.

“Escuchaba música a todo volumen, iba a tremenda velocidad y no conforme se puso hablar por celular, le pedí que se concentre en el trayecto, pero me ignoró, habló por su celular casi hasta llegar a la parada”, contó la joven.

El caso de Castellano se repite en varios usuarios, la mayoría no denuncia; sin embargo, Ramiro Zumba, presidente de la Unión de Taxistas de Cotopaxi, dio a conocer que cuando los pasajeros sientan que son violentados sus derechos pueden levantar una queja en la Cooperativa a la que pertenece el chofer de la unidad o directamente con el gremio que él representa.

Recordó que la utilización del celular mientras se conduce es una contravención que significa un punto menos a la licencia, además, según datos de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) en Cotopaxi una de las principales causas de accidentabilidad son los factores de distracción, entre los principales chatear (mensajear) o hablar por celular.

Zumba aseguró que no son todos los conductores de taxis aquellos que infringen la normativa, pero acepta que algunos de sus compañeros necesitan ser capacitados.

Por ello se realizará una instrucción para las próximas semanas en las que se conocerán temas afines a las relaciones humanas y atención al cliente, con esto se espera mejorar el servicio. (I)