Científicos en varias partes del mundo se encuentran desarrollando, a tiempo completo vacunas que protejan a las personas contra varios tipos de coronavirus que ya causaron mucho daño a la humanidad, como el caso del covid-19 que ocasionó la pandemia actual, para el que ya se dispone de varias vacunas que fue un valioso logro de la ciencia, pero tiene al menos tres limitaciones. La primera es que las mutaciones que generan nuevas variantes del virus en algún momento pueden disminuir la eficacia de las vacunas, o incluso escapar de la respuesta inmune que producen. La segunda es que al menos existen siete tipos de coronavirus que pueden afectar a los humanos.

Y la tercera es que situaciones como la destrucción dehábitats naturales y el avance humano hacia territorios salvajes, aumentan la interacción entre humanos y animales, lo cual eleva la posibilidad de que un coronavirus animal infecte a las personas.

Por estas razones, los científicos coinciden en que es muy probable que, en el futuro, el mundo vuelva a enfrentarse a una nueva epidemia de coronavirus; entonces ya no estaríamos hablando de vacuna para un solo virus, sino una sola vacuna para muchos virus.

Los coronavirus son una familia de virus que comparten una característica: la corona es una proteína en forma de espiga que utilizan para infectar a las células del organismo donde se hospedan; hasta el momento se han detectado siete variantes que pueden infectar a los humanos, entre esos siete, hay tres de un grupo que han causado epidemias en años recientes, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Hoy en varios laboratorios se desarrollan iniciativas para fabricar una sola vacuna universal contra los coronavirus; según los especialistas, es la facilidad que presenta la proteína de la corona en forma de espiga; cuando esta proteína ataca a una célula, permite que se produzcan unos anticuerpos neutralizantesque se adhieren al virus e impiden que infecte a la célula. Estos anticuerpos tienen la capacidad de actuar en distintas variantes de un mismo virus, y podrían usarse para diseñar vacunas que actúen contra varios miembros de una misma familia de virus, de manera que, se podría llegar a predecir secuencias del virus para desarrollar vacunas que cubran todos los coronavirus.

Por otro lado, ya se conoce la tecnología que se utiliza en la vacuna pentavalente que protege a los niños contra la difteria, la tosferina, el tétanos, la poliomielitis e infecciones producidas por la Influenza tipo B.

En marzo, la Coalición para Innovaciones en Preparación para Epidemias, una organización sin ánimo de lucro que trabaja en alianza con la OMS, anunció un fondo de 200 millones de dólares, para acelerar investigaciones en el desarrollo de una sola vacuna contra los coronavirus. (O)