La Variante Delta del virus que causa la covid-19 ya se ha detectado en más de 100 países en todo el mundo y continúa propagándose rápidamente, se cree que se convertirá en la variante dominante a nivel mundial en los próximos meses debido a que es altamente contagiosa y ha provocado nuevos brotes en algunos países, particularmente entre las personas no vacunadas. Esta variante fue identificada por primera vez en India en diciembre de 2020, el virus ha experimentado cambios genéticos que le han permitido una mayor transmisibilidad. Además de la gran eficiencia del virus para transmitirse, hay otros factores que han influido en su rápida expansión alrededor del mundo, por tal motivo muchos gobiernos han tenido que imponer nuevas restricciones en sus habitantes.
Una de las principales razones por las que la Variante Delta comenzó a propagarse rápidamente fue que la población tuvo la imprudencia de burlar los controles fronterizos y las medidas de cuarentena. También ha influido el relajamiento de las restricciones, el distanciamiento social, las medidas de control para evitar los contagios, como los actos sociales masivos y el mal uso de mascarillas.
En Reino Unido, donde la Variante Delta fue dominante en meses pasados, los síntomas más comúnmente reportados eran dolor de cabeza, dolor de garganta y secreción nasal, casi similar a un fuerte resfriado. Según un experto, los síntomas clásicos de covid-19, que incluyen: tos, fiebre y pérdida de olfato o gusto, son menos comunes con la Variante Delta, de acuerdo con los datos que se han recibido de miles de personas; la fiebre sigue siendo muy común, pero la pérdida del olfato ya no aparece entre los síntomas principales, la mayor propagación de casos con pronósticos severos está ocurriendo en lugares con tasas bajas de vacunación; sin embargo, también las personas completamente vacunadas pueden contagiarse y transmitir el virus a otros.
Las vacunas actuales se diseñaron para versiones anteriores del coronavirus, lo que significa que es posible que no sean la combinación ideal para las nuevas variantes.
Pero los expertos dicen que las inmunizaciones siguen siendo muy eficaces para proteger vidas al reducir el riesgo de enfermedades graves y hospitalizaciones; por lo que es vital que las personas reciban ambas dosis para obtener la máxima protección contra las variantes aparecidas.
Mientras tanto, los científicos continúan trabajando en la modificación de las vacunas existentes para que puedan proteger contra todas las mutaciones.
Se tiene informes de un incremento gradual en el número de niños admitidos en hospitales con covid-19 en meses recientes, esto ha generado preocupación entre algunos médicos de que la altamente contagiosa Variante Delta sea la responsable de este incremento; por estas y muchas razones la población debe seguir las recomendaciones para evitar el contagio.
Si en teoría vacunamos a jóvenes, ancianos, adultos y niños, podemos tener la posibilidad de eliminar al virus, lo cual no prevendría que un nuevo virus surja en el planeta.