Entre las actividades realizó la entrega de fundas de caramelos. FOTO N.G. LA GACETA

Por esta época llega con un aporte para irradiar felicidad.

En un diálogo con Tatiana Morales, representante de la interculturalidad del cantón Salcedo, señaló que ha realizado el primer agasajo navideño en la comunidad de San Diego, gracias al apoyo de una escuela de chefs, que dio alimentación a unos 200 niños con adultos mayores y padres de familia; “se llevó un inflable, se entregaron caramelos, se trata de realizar alguna actividad distinta, no solo dejar los caramelos, sino dar otro mensaje”.

El sábado realizó una misa, adonde fueron invitados los priostes de la Asociación de Discapacitados Mercedes de Jesús, e igualmente se hizo presente con víveres para cada uno de los socios que conforman la asociación de discapacitados Mercedes de Jesús; “se entregó la primera señalética que se utilizará para que sus derechos sean verdaderamente ratificados y se  instalará en las calles de Salcedo”.

El miércoles en horas de la tarde agasajó a los niños de la fundación Jardín del Edén, el jueves visitó la escuela Ati en Collanas, el viernes estará en la escuela Alicia Yerovi Mackuart, que está en la parroquia Cusubamba; el fin de semana recorrerá las comunidades para dejar ropa con la que colaboraron. Agradeció la colaboración de todos los jóvenes y personas que le apoyaron con sus donaciones de ropa en buen estado, víveres que hará llegar a las personas, igualmente está esperando la confirmación para la entrega de  andadores ortopédicos a dos personas que padecen de epilepsia y no pueden caminar; “hubo una donación anónima donde ayudaron con otro andador ortopédico, será direccionado en el transcurso del año viendo las necesidades que se van presentando”; recalcó que está esperando terminar con los agasajos navideños para trabajar exclusivamente en la reconstrucción y remodelación del techo de la señora Matilde, en la comunidad de San Diego, de igual forma planifica una reforestación en la montaña de Cusubamba con los estudiantes de la parroquia.

Indicó que todavía está pendiente salir a recorrer el cantón con la entrega de canastas navideñas, “10 personas reciban esta ayuda como son el señor que recolecta botellas, la señora que vende mangos en la esquina de San Francisco, una señora que vende golosinas fuera del catecismo, la señora María -de Collanas-, que tiene cáncer a la piel, un militar que siempre pasa en el mercado”; enfatizó que son personas exclusivas que necesitan de la ayuda. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 2 =