El párroco, los niños de la catequesis, comunidad y demás personas se vincularán a la siembre de especies.Foto: Archivo/La Gaceta

Cerca de 150 personas se involucrarán en la siembra de especies nativas en Isimbo 1, Colatoa, Yugsiloma y San José; como plan piloto, según los organizadores se pretende que sea un referente para el cantón y sea aprovechado el humedal que en los alrededores se sitúa.

Bajo la perspectiva de que el ambiente se está degradado, la catequesis, la comunidad, Universidad Técnica de Cotopaxi y el párroco de San Sebastián se unirán para reforestar como plan piloto dichos sectores.
La iniciativa busca cuidar y proteger el medio ambiente para esto se propone hacer una restauración forestal en una quebrada del barrio Isimbo y a la par sembrar especies nativas en los predios de la comunidad como cercas vivas, explicó Luis Cevallos, responsable de la oficina técnica Forestal de Latacunga de la Dirección Provincial del Ambiente de Cotopaxi.
Se plantarán Pumamaquis, Sacha Capulí, Retama, Malva, entre otras y además este jueves la Dirección Provincial del Ambiente en Cotopaxi realizará una capacitación a partir de las 19:00 en la casa parroquial.
Cuyo objetivo es concienciar a la gente el grave problema que se está ocasionando con el ambiente, y se abordarán temas como: la desertificación (consiste en una degradación persistente de los ecosistemas de las tierras secas producida por las variaciones climáticas y la actividad del hombre), reforestación, forestación y restauración como tal en los ecosistemas.
Hace más de cien años los Presidentes de turno introdujeron al país especies como el eucalipto, pino, ciprés, etc. Pero la idea era que el campesino tenga un rédito económico mediante la producción de la madera, sin contemplar de que eso va a causar un grave impacto ecológico al ecosistema nativo, dijo.
El eucalipto es perjudicial al menos en predios que no tienen mucha humedad y en este caso en Pujilí y Saquisilí está escaseando el líquido vital y sembrar esta especie es negativo.
Y en las áreas donde se han sembrado dichos árboles han sido afectadas y de acuerdo a los estudios el impacto es la destrucción de aproximadamente un 80% de los ecosistemas nativos tanto en la flora como en la fauna.
El padre Manolo Prado, párroco de San Sebastián, indicó que para este año se trabajará más intensamente en la cuestión ambiental que exige una pronta respuesta, la reforestación no sólo pretenden hacerlo el domingo de ramos, sino que previo a esto ejecutar campañas de reforestación en las parroquias.(I)