Sonia Cortés, dirigente de la comunidad de Sacha. FOTO N.G. LA GACETA

Este sábado 9 de febrero se realizará el rescate de los juegos tradicionales.

Año tras año las comunidades altas de la zona Oriental del cantón Salcedo hacen un homenaje a los páramos, anteriormente han trabajado con el fin de recuperar el agua de estos sitios; “en el año 1996, que llegó el Ministerio del Ambiente a trabajar en conjunto con las comunidades en cuestión de cuidados del agua y del medio ambiente, se ha venido recatando y haciendo este homenaje del Día de los Humedales”.

Los páramos de las comunidades de Cumbijín, Sacha y Galpón se encuentran en tercer puesto a nivel mundial por ser los páramos más húmedos, por ende al tener el colchón de aguas, es así que por cerca de 10 años se desarrolla la tradicional carrera de llamas.

Una de las actividades que se realizará el fin de semana son los juegos tradicionales que se han estado perdiendo, “en esta época la tecnología ha estado invadiendo, para hacer una suma o resta antes se aprendía con granos secos, ahora todo está resuelto a través de la tecnología; con el pasar del tiempo se están perdiendo muchas tradiciones, costumbres, es por eso que existen personas que quieren recuperar algo como los juegos tradicionales, es así que las mujeres dirigentes de la organización Fecos seremos las encargadas de organizar los juegos tradicionales para el día de la llamingada; habrá ollas encantadas, se hace con las personas mayores, donde se vendan la vista, se les da un palo y deben romper las ollas para llevarse el premio; el juego de los globos, donde se colocará un papel, al momento que se reviente el globo la persona que tenía debe hacer esa penitencia; la llevada del huevo en la cuchara, el baile de la silla, el baile de la escoba, a sacar la cebolla, anteriormente este juego se enseñaba en la escuelita, donde un grado con otro grado jalaban una soga, se trazaba una línea en el medio y el que jalaba más ganaba ese juego tradicional; los atrancones, donde deben comer la máchica con el dulce de capulí, el plátano y una cerveza, de esta forma la juventud va aprendiendo y así se trata de fomentar en niños y jóvenes a que se mantengan estos juegos”.

Por ello invitó a que el sábado suban en familia, dejen a un lado la tecnología, los celulares y pasen momentos amenos, como años atrás se pasaba entre amigos y vecinos; recalcó que es de suma importancia rescatar los juegos tradicionales, ya que en sus tiempos han sido fuente de diversión, unión y encuentro además de convertirse en el centro de la niñez, “porque aquí se enfocaban las mentes jóvenes a desarrollar actividades de recreación, en donde se veía la alegría en los rostros de los niños que pasaban hora tras hora jugando entre amigos y hermanos, de la misma manera siendo la causa de integración, del trabajo en equipo y de solidaridad”.

Los juegos tradicionales han venido teniendo poca apreciación en los últimos años, debido a que la juventud dejó de pasar el tiempo jugando a la rayuela, saltar el cabo, la quemada, el 50 y palito, el trompo, las canicas, etc., por el uso de equipos tecnológicos como el celular, la Internet, el chateo en las redes sociales, todas estas actividades tradicionales han sido olvidadas paulatinamente, debido a la innovación tecnológica. (I)