Venezolanos buscan un sustento económico con la venta de sus productos. FOTO M.S. LA GACETA

Este rotativo conversó con algunas personas oriundas de Venezuela radicadas en Latacunga, quienes aseguraron su respaldo al presidente opositor Juan Guaidó, porque ven en él una esperanza para poder regresar a su país de origen.

Por las calles de la ciudad es evidente ver a las personas que trabajan para llevar su sustento y poder ayudar a sus familias, pese a ser profesionales, tal es el caso de Reynder John Sánchez Alvarado, es ingeniero en Telecomunicaciones e Informática, adicionalmente tiene una maestría en docencia universitaria.

“No me quita el sueño de estar aquí trabajando humildemente ganándome el pan” expresó. Él viajó con su esposa y viven en la ciudad cerca de ocho meses su esperanza es volver a Venezuela, ya que dice que es difícil encontrar trabajo para un extranjero.

Sobre el Presidente Interino electo a través de la Asamblea Nacional, dijo que le reconocen como su presidente y presume que habrá un cambio radical mientras que “Maduro tiene lamentablemente círculos adeptos a él”.

Calificó a la presidencia de Maduro como una dictadura disfrazada de democracia, esto ha provocado la muerte de personas con enfermedades como el cáncer, sida, pacientes renales, incluso sin medicamentos.

Su familia está marchando “yo desde mi rinconcito les ayudo con lo que consigo”. Se identifica mucho con sus símbolos patrios y sus libertadores.

Francis Pacheco es médico cirujano y ocupacional, “tenemos la esperanza de salir de la pesadilla que vivimos con Maduro”.

Esto ha traído la desintegración de varias familias, así como ellos y otros venezolanos aspiran que se termine la situación y poder regresar a su Venezuela y reconstruirla lo que era antes como un país solvente.

Se han visto inmersos con el tema de la xenofobia en el sentido de que hay plazas de trabajo, pero cada vez que van a preguntar les dicen, “venezolanos no”, esto a raíz de lo sucedido en Ibarra con Diana.

“La gran mayoría que estamos aquí somos trabajadores, profesionales que nos ha tocado trabajar en cualquiera cosa; pero tenemos que aclarar que venimos a luchar por nuestra familia, no a hacer daño”. (I)