Artesanías comercializadas en la parroquia “La Victoria”.

La producción y venta de artesanías en la parroquia “La Victoria” han sufrido un declive debido a las restricciones de los fines de semana.

Klever Herrera, artesano de la parroquia “La Victoria”, manifestó que tras un año de pandemia, su negocio no se ha podido recuperar del todo. “En los primeros meses fue una pérdida total (…) Con el paso del tiempo, pudimos recuperarnos entre un 10 o 30%. Sin embargo, debido al nuevo confinamiento otra vez hemos regresado a como estuvimos en los primeros días de la pandemia”, señaló.

Herrera explicó que debido al decrecimiento en las ventas de artesanías, la producción se ha reducido en un 50%. “Antes, quienes trabajamos en la elaboración de artesanías lo hacíamos en un 100%. Ahora, hemos tenido que producir la mitad de lo que hacíamos antes”, indicó, acotando además que para los artesanos, los feriados eran los días más productivos para el negocio.

El artesano de la parroquia “La Victoria” destacó que en su afán por promover la venta de sus productos, ha tenido que reducir los precios. “Por esta situación, hemos tenido que rebajar y hacer promociones para motivar a la gente que venga a comprar”, detalló, puntualizando que se comercializan tanto productos de elaboración propia, como productos adquiridos para ofrecer variedad a la clientela.

Finalmente, Herrera precisó que pese a que las autoridades del GAD Parroquial les han permitido realizar sus actividades desde sus diferentes locales apegándose a los protocolos de bioseguridad, solicitan apoyo en el tema de la promoción de su trabajo. “Pediríamos a las autoridades que nos ayuden promocionando nuestras artesanías a través de los medios de comunicación para que la gente conozca nuestro trabajo”, enfatizó. (I)