Hoy entran en funciones los administradores electos, en lo que corresponde a esta provincia la presencia de nuevas caras en los distintos municipios, ha sido la opción generalizada, no es el caso del Gobierno Provincial que continúa con el mismo administrador; pues por algo ha de ser, sin duda su trabajo convenció a la mayoría.
En lo que respecta a Latacunga, tenemos un vacío que no ha podido ser llenado en años, la urbe lamentablemente en lugar de ir para adelante, ha dado continuos pasos hacia atrás, esto no lo decimos nosotros, ni la ciudadanía, lo dicen simplemente los números, el presupuesto de la Municipalidad en el año 2015 fue aprovechado solamente en el 40.72%, en el 2016 el 51.87%, en el 2017 el 22.50% y en el 2018 el 31.99%, es decir un total fracaso, si sacamos el promedio de estos cuatro años solamente se ocupó el 36.77%.
No es difícil imaginar la incapacidad de la administración saliente, en el peor momento de crisis del país, cuando se necesitaba generar recursos y sobre todo trabajo, la última administración municipal no llegó a utilizar sus recursos ni siquiera en un 40%, algo triste y sobre todo doloroso para esta tierra, que necesita de manera urgente plazas de empleo, miradas externas que quieran invertir aquí, algo que en la actualidad no existe y por eso se da la imparable y dolorosa migración.(O)