En el programa autoridades policiales entregaron un certificado a los Vigilantes Seguros. FOTO M.S. LA GACETA

Este miércoles se llevó a cabo el programa de finalización y capacitación del personal del Plan Vigilante Seguro, el mismo que permitió reducir los delitos de robos a vehículos, motocicletas, autopartes y accesorios en el circuito La CaleraMercado Mayorista, un trabajo que fue de la mano entre la Policía Nacional y personal civil.  

El Plan Vigilante Seguro es un eje transversal de la Policía comunitaria que conjuntamente con la ciudadanía se puedan organizar para evitar el robo de accesorios de vehículos o motocicletas que se lo hace a nivel nacional y se lo plantea en lugares donde hay mayor conflictividad y afluencia vehicular.

El proyecto duró un año donde el personal policial prestó la capacitación a los Vigilantes Seguros en defensa personal, medidas de autoprotección, técnicas a identificar a personas sospechosas; pero también tuvieron el apoyo de manera inmediatamente cuando hay activación del botón de pánico.

Antes de ingresar a las fichas el personal civil ha tenido una reunión en el UPC La Calera donde se presentaron con una copia de la cédula de identidad, récord policial y no tuvieron antecedentes que los vincule con actos delictivos.

Henry Chuquitarco, jefe del circuito Eloy Alfaro, indicó que como aspectos positivos lograron la desarticulación de una banda delictiva en el mes de enero 2018, suscitado el sábado en horas de la mañana con la detención de dos ciudadanos que se dedicaban al estruche de vehículos.

Y como aspectos negativos encontrados fue que la ciudadanía no presta la colaboración necesaria a los vigilantes seguros, pero se logró un decremento del 53.7% en robos de vehículos, accesorios y bienes.

Edwin Andrade, jefe de la subzona de Policía, indicó que es satisfactorio ver concluido una de las metas que ha empezado a sacar sus frutos, su deseo fue que esto se replique en los diferentes puntos de la ciudad donde específicamente en determinados días de la semana hay la aglomeración de personas y por ende de vehículos y motos.

Los Vigilantes hacen esta labor no con fin económico, sino que lo ejecutan de corazón, agregó Andrade. Según el jefe anteriormente había un promedio aproximado de hasta cuatro robos a la semana y hoy hay uno a la semana. “Falta seguir puliendo este sistema”, expresó.

Benjamín Velasteguí, administrador del Mercado Mayorista, expresó su gratitud al ayudarles con la preparación de los Vigilantes Seguros, consideró que el índice delictivo en el sector del Mercado redujo de manera notable y garantiza la seguridad a quienes visitan este centro de expendio, pidió que este proyecto no termine, sino que continúe “porque nos sentimos protegidos por los conocimientos que fueron implantados hacia los señores Vigilantes Seguros”. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + 1 =