El hospital brinda una atención oportuna a mujeres que hayan sido víctimas de violencia. FOTO M.S. LA GACETA

Al Hospital General de Latacunga se ha remitido casos de violencia los más recurrente es la sexual, seguido de la física y la psicológica, según datos de la casa de salud los casos de violencia intrafamiliar se presentan uno por semana y un elevado porcentaje los fines de semana a causa del consumo del alcohol.

Elizabeth Moreno, psicóloga de la casa de salud, indicó que la violencia psicológica es la que no es todavía visibilizada por los pacientes, pero en consulta hay varios casos de este tipo.

La responsable indicó que todos los casos remitidos a través de Emergencia son notificados a Fiscalía para el proceso legal pertinente, pero muchas de las pacientes no tienen la intención de denunciar al agresor por temor y se quedan estancados los procesos.  Previo a esto se da un seguimiento por consulta externa.

No obstante, el Hospital impulsa los grupos de apoyo a víctimas de violencia, se reúnen los lunes, a partir de las 09:00, cada 15 días.

En este punto se da a conocer a la mujer sobre ¿Qué es un hecho de violencia?, de igual forma los tipos de violencia entre ellas la Patrimonial que no está siendo visibilizada y está tipificada en la Ley. 

A la par abordan temas de salud sexual y reproductiva “para que la mujer decida cuántos hijos tener y en qué momento”.

Según datos de la profesional y basándose en las estadísticas del INEN, 6 de cada 10 mujeres son víctimas de violencia y no sólo se presenta en mujeres de economía baja, sino también en mujeres con títulos de tercer nivel.

No obstante, con el Ministerio del Deporte se ha coordinado el grupo de defensa personal “no fomentamos hechos de violencia, sino que queremos darle herramientas a las mujeres de cómo defenderse frente a una situación de violencia”, expresó.

El pasado martes a las 15:00 se convocó al género femenino independientemente de que sean víctimas o no de violencia. Sin embargo, la convocatoria es para las pacientes con problemas de pareja, discusiones continuas con su esposo, entre otros. A estas charlas asisten entre 10 a 15 mujeres.

A decir de Moreno en la sociedad todavía existen patrones socioculturales muy fuertes por parte del hombre. 

Los casos de violencia intrafamiliar se presentan uno por semana y un elevado porcentaje los fines de semana a causa del consumo del alcohol, según la profesional los rasgos más visibles del maltrato son: un puñete, ojo morado y un moretón.

Para que no se siga suscitando agresión los profesionales de la medicina mientras esperan los familiares en la sala de espera manejan charlas en promoción y prevención enfocada a mejorar la autoestima y la relación de pareja.

La psicóloga mencionó que actualmente la mujer se está independizando y está buscando fuentes de trabajos con la creación de pequeños emprendimientos.  

Por otra parte dijo: “Por el hecho de ser mujer no significa que el hombre asuma que debe estar acosándola o violándola”. El patrón más marcado es que la mujer es visto como objeto sexual.

Recomendaciones

La Educación en la casa es primordial en el sentido de que tanto el hombre como la mujer pueden hacer las mismas actividades.

Es necesario que la mujer empiece a identificar cuando está siendo agredida. “Si me dice palabras groseras es necesario poner atención”, es preciso saber que un maltratador siempre va a ser sentir al resto culpable y actuar de forma impulsiva.

Al mismo tiempo un hecho de violencia se da por situaciones de poder.

Julio César Pilalumbo, presidente de la Unociz, indicó que el Hospital Claudio Benati en Zumbahua trabaja en la ruralidad con personas vulnerables en atención y en derechos. “Sólo con la unidad podemos alcanzar los objetivos claros que queremos alcanzar”, finalizó.  (I)