Con un amplio operativo de seguridad en el que participan Fuerzas Armadas y Policía Nacional desde el lunes 4 de octubre se reiniciaron las visitas en el Centro de Privación de Libertad (CPL), el registro que se realiza es muy minucioso para evitar el ingreso de objetos prohibidos, canes detectores de droga y canes detectores de explosivos se han unido a las revisiones.

Víctor Andrade, director del CPL-Cotopaxi, manifestó que las visitas se suspendieron desde el 21 de julio, fecha en la que se registró un amotinamiento en el centro penitenciario, previo al inicio de las visitas que fueron autorizadas por el SNAI, el director mantuvo una reunión con los voceros de los pabellones donde acordaron que las visitas se desarrollen con normalidad, pero al primer intento de amotinamiento o alteración del orden público se suspenden las mismas.

Indicó que el cronograma de visitas se realiza de manera coordinada y durante esta semana se realizará el área de mínima seguridad, de ahí irán paulatinamente con cada uno de los pabellones.

“Son seres humanos y necesitan del acompañamiento de sus familiares, razón por la cual hemos cumplido con el cronograma establecido para las visitas”, aseveró.

Dijo que han socializado con los voceros de los pabellones que no se deben realizar motines, realizar una revuelta, el reinicio de las visitas está bajo observación de la Presidencia de la República, con la finalidad de verificar que no se registran hechos violentos.

Por los hechos de violencia registrados en la Penitenciaria del Litoral se han extremado las medidas de seguridad tanto de los privados de la libertad como de las personas que trabajan en el área administrativa.

Explicó que han coordinado acciones con las Fuerzas Armadas y Policía Nacional con el objetivo de que les colaboren en los temas de seguridad, por ejemplo han diseñado que las personas que llegan a la visita son atendidas por un policía con el que verifican si se encuentra en el listado de visitas.

Las personas que realizan las visitas deben ingresar con blusa o camiseta blanca, pantalón jean, con pantuflas o zapatillas.

Max Molina, jefe de la Unidad de Contingencia Penitenciaria subrogante, dio a conocer que realizan un trabajo conjunto, en el filtro 1 se han hecho cargo del control de las vistas. Hasta el momento se registró una persona sospechosa de intentar ingresar objetos prohibidos, razón por la cual fue traslada hasta el Hospital  General de Latacunga para que se le realice una placa.

Resaltó que los escáneres de los filtros de seguridad dos se encuentran habilitados y funcionando, el problema que tienen es en el filtro de carga donde funciona en un 30%. Con personal del CRAC revisan que no vayan a ingresar sustancias estupefacientes.