Volcán Cotopaxi pierde su manto blanco

0
263
El volcán Cotopaxi es uno de los más importantes del Ecuador y del mundo.

El calentamiento global provoca que varios nevados del país y del mundo, pierdan nieve a pasos agigantados; el Cotopaxi es uno de ellos, con esto, la escasez de agua en el futuro, se convierte en una amenaza latente.

De acuerdo a los expertos cada año se reduce el tamaño del casquete glaciar, actualmente la masa de hielo se ubica entre los 4850 y 5897 metros sobre el nivel del mar. Un 45% de la nieve se ha derretido en los últimos 50 años.

La cara occidental del Cotopaxi es la parte más afectada y visible, que presenta un gran boquete en el glaciar, que va desde el cráter hasta pocos metros por encima del límite inferior del hielo.

“Llevamos varios años haciendo montaña, y es evidente que cada vez la nieve está más lejos, además con la reactivación del volcán en el 2015, cambió los senderos”, contó Fernando Luna, de la asociación de excursionistas Nuevos Horizontes de Quito.

De acuerdo a Byron Yachimba, técnico de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR), la franja gris que se observa es una acumulación de polvo y ceniza que cubrió la zona, pero esto no quiere decir que el deshielo siga efectuándose.

Las consecuencias secundarias del deshielo competen la regulación hídrica; en Ecuador los glaciares no son ni mucho menos un recurso indispensable para el suministro actual de agua a la población (aportan sólo el 2% a las localidades vecinas), su desaparición podría afectar al suministro en el futuro.

Esto no queda ahí, de acuerdo a Lorena Jácome, bióloga, con el deshielo de los glaciares, se pone en peligro la supervivencia de  especies y plantas autóctonas en los páramos ecuatorianos, o la llegada de especies invasoras como consecuencia de un cambio de ecosistema.

“El agua regula el ecosistema tal como lo conocemos en las zonas de los nevados, nos estamos enfrentando a una situación realmente compleja, sin embargo, la sociedad contaminante no termina de darse cuenta que mañana nos puede faltar el líquido vital y poner en peligro nuestra propia existencia”, aseguró.

De acuerdo a los últimos reportes del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional (IGEPN), la actividad del volcán Cotopaxi es baja. (I)