Ahora vamos conociendo la verdad. Durante 90 minutos el Presidente Lenín Moreno Garcés, en entrevista con la Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión –AER-se refirió a varios temas –entre ellos- al 30-S. (30 de septiembre de 2010).
Sostuvo el primer mandatario Lenín Moreno Garcés, que Rafael Correa y su equipo utilizaron el problema de un reclamo policial iniciado en el Cuartel denominado Regimiento Quito, haciendo aparecer como que estaba en riesgo la institucionalidad de país, señala el Presidente Moreno que así actuaba la cúpula del gobierno Correista durante más de 10 años frente a la administración del Estado. Indica el presidente, que lo que prosiguió a la revuelta del Regimiento Quito, se podría considerar un acto de lesa humanidad, pues luego de los acontecimientos el exmandatario ingresó al Hospital de la Policía Nacional sin haber necesidad de aquello, dice… podía haberse ido a su casa o al Palacio Presidencial.
Acordémonos que el Comando del Grupo Especial de la Policía GIR, Froilán Jiménez, fue asesinado mientras se efectuaba la salida del ExPresidente Correa del Hospital de la Policía. Ahora sabemos que dicha evacuación fue dispuesta por el propio Rafael Correa y cumplida por el Ministro de Defensa, el Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas. Ratifica esta versión las declaraciones del ExJefe de la Casa Presidencial de la época del Correato y luego Comandante General del Ejército, General de Div. Luis Castro y, obviamente, las emitidas en esta semana por el actual Presidente de la República.
Recordemos igualmente, que la versión de los militares Reina y Nájera ha servido para establecer que ellos cumplieron disposición de autoridad superior planificada, lo que se conoce como -cadena de mando-, que tuvo como resultado fatídico la muerte de Froilán Jiménez, bajo la figura de “Ejecución Extrajudicial”. La orden fue dispuesta vía telefónica por Rafael Correa Delgado al Ministro de Defensa Nacional y al Jefe del Comando Conjunto.
Todo esto abona para que el Fiscal General vincule en la investigación a Correa, Ponce y a quienes por acción u omisión permitieron se efectúe la farsa y como consecuencia la muerte entre otros del ciudadano-policía Froilán Jiménez. No olvidemos que la revuelta policial pero esencialmente el “rescate” de Correa, dejó cinco (5) muertos, dos (2) policías, dos (2) militares y un ciudadano civil, más de 100 heridos, entre ellos 42 militares, edificaciones afectadas, armamento perdido, y conmoción en la población. La nueva Fiscal General de oficio y en base a las declaraciones públicas del Presidente Moreno, deberá continuar con la indagación hasta llegar a la verdad y obviamente a sancionar a los culpables.
Según el actual Presidente, posteriormente, se continuó con el sainete y se conformó una Comisión 30-S. La Comisión conformada por el propio exJefe de Estado, señaló que ese día se produjo “un golpe de Estado Blando”, ahora esa “comisión” está siendo auditada por la Contraloría General del Estado.
Esta malévola idea del 30 de septiembre, duele a la patria, más de 1000 policías fueron investigados, se abrieron por disposición del mandamás, procesos por tentativa de magnicidio, -dicho en una sabatina-, paralización de servicios públicos, terrorismo, sabotaje, entre otras barbaridades (cargos), seis policías fueron sentenciados a 12 años de cárcel. Se truncó la carrera de varios jóvenes policías…una arbitrariedad, iniquidad, injusticia, atropello…abuso de poder…que no debe volver a suceder en nuestra patria. Así se gobernó el país…El 30-S, que ahora es una marca registrada, vuelve a la palestra esperemos que sea para sancionar a los bufones desde su cabeza.(O)