Con estos dos acontecimientos, es muy claro que nuevamente ha bajado la tensión en la ciudadanía.
Cuando se dio el anuncio de que Glas había sido llevado al Andrade Marín para hacerle un chequeo médico, por su delicado estado de salud, hubo un malestar muy grande en la ciudadanía, la que pedía molesta a gritos, que este personaje sea tratado como cualquier PPL, de los más de 5000 que permanecen en este reclusorio, luego de que el médico del centro de salud en Quito, mencionó que se encobraba en buenas condiciones, la madrugada del jueves retornó a esta penitenciaria, a esto se sumó la noticia, la noche del miércoles, de que Rafael Correa Delgado fue llamado a juicio por la jueza Camacho, por el delito de plagio, una situación por la que todos los ecuatorianos estaban expectantes y que con estas dos resoluciones, nuevamente se volvieron a calmar los ánimos de la gente, pues con las duras circunstancias económicas actuales y con la fuga de Alvarado, el malestar rondaba por el ambiente, esto lo dice un marcado debilitamiento en la popularidad de Moreno; que sea, o no, ya se le comenzó a señalar en estos casos como cómplice y encubridor.
El tema del ex segundo mandatario se complica mucho, es por eso que, a manera de presión, se encuentra por varios días ya, en huelga de hambre, una condición que nadie entiende el por qué, si todo lo que ha pedido se le ha cumplido.
Según los entendidos, esta sin duda es una bomba de tiempo, que en cualquier momento podría explotar, y de esta manera denunciar a los que ya todos sabemos que están involucrados en estos actos de corrupción, pero siguen deambulando medios tranquilos por las calles, como si no ha pasado nada.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + 12 =