Desde siglos atrás, la Comparsa de la Mama Negra se desarrolló en dos grupos étnicos, el uno de los denominados tiznados que venían de sectores campesinos alejados de la ciudad de Latacunga, hago referencia a los barrios San Felipe, San Buenaventura, La Cocha, San Martín, Ignacio Flores, totalmente rurales a la época; mientras que el segundo de los llamados blancos que residían dentro del perfil urbano de la ciudad de Latacunga. Marco Antonio Karolys Baca (+) investigador del tema, señala que es el desarrollo y crecimiento urbano de la ciudad lo que hace que las antes mencionadas parroquias rurales, pasen a formar parte de la actual Latacunga como urbanas.
Un especial grupo de latacungueños que moraban en el barrio Centro de nuestra ciudad en el año 1964 -con el fin de darle mayor realce a las fiestas de la Independencia de Latacunga-, decidieron replicar la comparsa de la Mama Negra del mes de septiembre, como un número especial de las fiestas conmemorativas de nuestra independencia. Tuve el honor de representar a Mama Negra 2016, denominada de la Unidad, reencuentro y reactivación económica, recuerden que no hubo Mama Negra 2015, se la suspendió por la posible erupción del Cotopaxi (15 de agosto de 2015).
El recorrido que se ha mantenido desde el 2016-2017 y 2018, tiene su sustento: Parte del Puente Galo Torres M., pero porque en ese sector se instaló la primera industria embotelladora de agua mineral con el nombre de ‘Agua del Inca’ (finales del Siglo XIX e inicios del Siglo XX). Recorre la amplia calle Quito y pasa por el primer Canal de Televisión Indígena (MIC), seguimos por el ‘Baño Azul’, donde los latacungueños aprendimos a nadar, cruzamos la calle Leopoldo Pino e ingresamos a la avenida de la Unidad Nacional y llegamos a la Quijano y Ordoñez, donde funcionó el Primer Colegio de Artes Industriales ‘Ramón Barba Naranjo’ (Fundación Vásconez Gómez), seguimos por la misma calle hasta llegar a la ESPE-Latacunga, Edificio Republicano de soberbia arquitectura, donde funcionaron instituciones históricas para los latacungueños: “La Casa de Artes y Oficios” (1906), posteriormente funcionaron centros educativos como la Escuela San José de los Hermanos De La Salle, el Instituto Bilingüe, cuarteles militares como el Batallón Bolívar, la Escuela de Transmisiones y el Centro Militar de Aprendizaje Industrial -CEMAI-, actualmente para felicidad de la juventud latacungueña funciona la Escuela Politécnica del Ejército -ESPE-. Llegamos a la Plaza de San Francisco (Plaza Bolívar), la primera Iglesia del asiento Tacunga, que se destruyó en 1949 por el terremoto (5 de agosto de 1949). Entramos por la calle General Maldonado hasta el Palacio Municipal, hermoso edificio construido en piedra pómez, estilo neoclásico-portugués, se inició en 1910 (administración municipal Dr. Angel Subía Urbina) y se terminó en 1936 (administración municipal del señor César Moya Sánchez). Se procede a rendir honores, agradecimiento y plegarias a nuestra madre de la Merced Patrona de los latacungueños – Es también la oportunidad de rendir homenaje al Barrio Centro iniciador de esta fiesta, todo esto en los bajos del Municipio, teniendo como testigo a nuestra Iglesia Catedral, construida al parecer por el presbítero Francisco González Calderón entre 1589 y 1599, posteriormente, se construyó una con cubierta y cúpula sobre tambor cilíndrico, que duró hasta 1757, año en que un fuerte terremoto la destruyó, fue reconstruida por orden del Marqués de Selva Alegre Juan Pío Montufar. En 1949, después del terremoto se establecieron problemas estructurales. Luego por la calle Fernando Sánchez de Orellana viramos a la calle Padre Salcedo e ingresamos nuevamente a la calle Quito, pasamos por la Plaza de Santo Domingo, Plaza de nuestra Independencia, donde está la bella Iglesia de la Orden de Predicadores (Frailes Dominicos). En 1820 el Convento fue tomado y convertido en cuartel militar (Batallón Los Andes) del Ejército Español, el 11 de noviembre de 1820 fue recuperado para Latacunga el convento y la libertad para los latacungueños. Llegamos a la esquina de la calle Quito y Felix Valencia, el primer Colegio fiscal-femenino de la ciudad ‘Victoria Vásconez Cuvi’, seguimos por esa calle y llegamos a la Plaza de El Salto, donde admiramos a la Iglesia del Salto construida en homenaje a la Virgen Graciosa Perla de Tacunga, construida al lado occidental del río Yanayacu en el sitio llamado ‘El Salto’. La iglesia actual data de 1937 y se terminó en 1947. Terminaba el recorrido de la Comparsa, ingresando por la calle Antonia Vela hasta mi querido barrio Sigsicalle Norte. El primer barrio de latacungueños -fruto del cooperativismo-. Hoy se ha reducido el recorrido, no estará en la parte sur de la ciudad, saldrá desde la avenida Cívica por la Marqués de Maenza y en la parte final ya no va por la Antonia Vela, sino por la reconstruida avenida Amazonas hasta el ingreso a la Base Aérea. No comparto el recorte del recorrido, pero respeto la decisión del Comité Mama Negra conformado por servidores municipales mayoritariamente.
Termino mi opinión señalando: Un pueblo sin tradiciones es un pueblo sin identidad, por eso en nuestra ciudad, tenemos por tradición la Mama Negra septembrina y novembrina, que con gracia y distinción se desplaza por las calles de la ciudad, diciendo a propios y extraños que Latacunga tiene ancestro y cultura sin igual, nacida en nuestra histórica época colonial -que unió las costumbres propias y las llegadas por mar-, dando por resultado -innegable mestizaje y sincretismo cultural-.(O)